Moneda conmemorativa Portugal 2011: Fernao Mendes

Moneda conmemorativa 2011 Portugal, Fernao Mendes Pinto.

¡Ayúdanos a compartir!

En el post que os traemos hoy comenzaremos a ver una serie de monedas conmemorativas de 2 euros que quisieron plasmar algunos hechos relevantes para el mundo ocurridos durante los siglos XV y XVI. Nos referimos, claro está, a la expansión europea a través de la navegación de los exploradores españoles y portugueses, principalmente, hacia América y Asia.

Y para ello,  hoy vamos a repasar la vida y obra de Fernao Mendes Pinto, un explorador portugués  que vivió durante el siglo XVI (1511-1583). Fue miembro de la primera expedición portuguesa en llegar a las costas japonesas, en 1543. La importancia de este descubrimiento es de vital importancia, pues con su llegada a Japón se introdujeron las armas de fuego (el Arcabuz o Tanegashima), y con ello se cambió la forma de guerrear en Japón.

Durante todos los años que Mendes estuvo navegando y recorriendo mundo, su anecdotario se ampliaba a pasos agigantados. Tuvo que librar batallas contra el imperio otomano, así como con piratas turcos, fue apresado varias veces en su vida, fue vendido como esclavo, tuvo que recorrer zonas inhóspitas del sudeste asiático, así como llevar y predicar la palabra de la Compañía de Jesús (los jesuitas).

Tras las decepciones que vivió durante tantas años de viajes y travesías, decidió plasmar en papel todas las historias vividas. La llamó “Peregrinaçao”, la cual se publicó a título póstumo 2 décadas después, por temor a modificaciones o retoques por parte de los jesuitas. Si bien muchos dudan de la veracidad de lo contado en ese libro, debido a las licencias que se permitió el autor (llegando a ser tildadas de fantasiosas o incluso, inventadas), muchos de los hechos narrados en Peregrinaçao pudieron ser contrastados con documentos de la época que obraban en poder de la Corona de Portugal y de la Compañía de Jesús.

Análisis de la moneda conmemorativa

Para recordar a este famoso explorador y navegante portugués, Portugal decidió acuñar en julio de 2011, una tirada de 520.000 monedas bajo el motivo de “5to centenario del nacimiento de Fernao Mendes Pinto«.

Moneda conmemorativa de 2 euros y representación de un nao, nave utilizada por los portugueses en el siglo XVI.
Moneda conmemorativa de 2 euros y representación de un nao, nave utilizada por los portugueses en el siglo XVI.

Como bien puede apreciarse en la moneda, la figura central de la misma viene representando a un navío (una Nao),  flotando en un mar compuesto de conceptos estrechamente relacionados con su vida y obra: el nombre del país, el nombre de la obra, alguno de los sitios que pudo recorrer durante su travesía (Japón, China, Siam, Malaca, Macao, Tartaria, Ormuz, Camboya…).

Bordeando todo el diseño de la moneda, se pueden ver las inscripciones de “Fernao Mendes Pinto”. Flanquean su nombre las fechas del nacimiento del explorador y del año de emisión de la moneda. También, camuflado entre las olas, a la izquierda, se puede apreciar la inscripción INCM, marca de Ceca de Portugal (Imprenta Nacional Casa da Moeda).

Y a la derecha, también mezclado entre las olas, las siglas IC-FB, de los diseñadores de la moneda: Isabel Carriço y Fernando Branco.

Con ésto, finalizamos el primero de los post relacionados con la navegación y las monedas conmemorativas. Esperamos que hayáis disfrutado de él. Y hasta que llegue el próximo artículo, os dejamos algunas sugerencias:

  • 1511, un año con varios sucesos que se plasmaron en monedas conmemorativas de 2 euros. Aquí tienes algunos ejemplos.
  • Si bien casi todas las monedas conmemorativas dedicadas a la navegación son portuguesas, San Marino rindió emitió esta moneda para celebrar a otro célebre navegante.
  • Nada mejor que pasarte por la sección de COMPLEMENTOS para proteger tus monedas conmemorativas del paso del tiempo.
  • Volver al PRINCIPIO.
Moneda conmemorativa Portugal 2011: Fernao Mendes
5 (100%) 1 vote

¡Ayúdanos a compartir!

1 Trackback / Pingback

  1. Euro conmemorativo Estonia 2020: Descubrimiento Antártida

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*